Anime

Análisis: Sound! Euphonium; música, lealtad y amor

Kaori y Yuko: La música no miente

Profesor, ¿puedo preguntarle algo?

Con estas palabras se desencadenó una crisis. Yuko Yoshikawa, de la sección de trompetas, siempre receló de Reina Kousaka. Nunca le gustó su altivez y petulancia, que contrastaba fuertemente con la humildad y amabilidad de la persona que más admira: Kaori Nakaseko. Para Yuko, Kaori era una heroína: durante el conflicto del año anterior había plantado cara a los estudiantes de tercero, en favor de los de primero, y había soportado estoicamente ser relegada de tocar el solo pese a ser la mejor trompetista de la orquesta. Esta debía ser su oportunidad. Su momento de gloria.

Pero el nuevo año trajo consigo muchos cambios. La llegada del brioso profesor Noboru Taki, para quien las jerarquías importan poco cuando se trata de hacer música, fue uno de ellos. Eso no habría sido un problema, sin embargo, si con él no hubiese llegado Reina. La joven trompetista era muy superior a Kaori, de eso nunca hubo dudas. Pero el deseo de Yuko por ver brillar a Kaori era muy fuerte. Tanto que, cuando escuchó el rumor de que el profesor y Reina se conocían desde antes, albergó la esperanza de poder demostrar que la audición estaba amañada; que todo era un fraude preparado para darle el protagonismo a Reina. Tenía sentido, ¿no? Después de todo, el padre de Reina es un trompetista famoso. ¿Cómo saber si el profesor Taki no estaba obligado, de alguna manera, a hacer semejante cosa?

Eupho009

Desde su punto de vista, Yuko estaba demostrando su lealtad a Kaori. Lo que no previó, sin embargo, fue que su querella tuvo el efecto de desestabilizar a la orquesta por completo. Estaba deshaciendo todo por lo que habían trabajado. Todo por lo que, alguna vez, Kaori estuvo dispuesta a sacrificarse. Su lealtad se volvió en su contra.

El profesor Taki siempre alentó a sus estudiantes a tomarse en serio. Ellos fijaron la meta y él los empujó a buscarla con seriedad. Hubo resistencia, pero nada que no pudiera solventar con un poco de autoridad y su capacidad de decir las palabras justas en el momento preciso. Pero el rumor que Yuko dejó a la vista de todos puso en entredicho su legitimidad.

Para el profesor Taki, la solución a su dilema vino de un lugar inesperado: las palabras de su padre que aún resonaban en la mente de la profesora Michie Matsumoto: La música no miente. Un buen sonido no se puede negar. Así que propuso una segunda audición. Abrió la convocatoria a cualquiera que estuviera en desacuerdo con su decisión, pero solo las trompetas acudieron al llamado.

¿Qué llevó a Kaori a desafiar a Reina? Detrás de la humildad de Kaori también había orgullo. Ella también deseaba brillar y la nueva oportunidad representaba una posibilidad que creía perdida. Pero también, creo, la movió la lealtad. No había estado bien, pero Yuko había hecho tantas cosas por ella que no levantar la mano habría sido una afrenta. Tenía que honrar a su amiga, honrarse a sí misma y dar un buen espectáculo.

Yuko, consciente de lo que provocó, pasó muchos momentos de angustia. Incluso ella admitía que Reina era mejor. Así que recurrió a lo último que podía hacer: inclinar su cabeza ante la persona que más despreciaba. Pedir a Reina que se dejara vencer podría considerarse como un acto de la mayor deshonestidad, pero en el caso de Yuko, era el extremo de su lealtad. El gesto era el reconocimiento de la superioridad de Reina, pero, al mismo tiempo, un manifiesto por Kaori. Es verdad que un buen sonido no se puede negar, pero el amor verdadero tampoco.

Eupho011

Al final, Kaori hizo lo correcto. Dio un espectáculo y reconoció la derrota. Un gesto de gratitud a Yuko, que no pudo contener más las lágrimas, bastó para poner las cosas, nuevamente, en su lugar correspondiente.

Kumiko y Reina: el amor en la complicidad

No hay época de mayor soledad que la juventud.
Natsume Soseki, Kokoro.

A Kumiko la movía la inercia. Sus decisiones no eran suyas: eran el reflejo de alguien más, de expectativas sin forma, de deseos inciertos. Tocar el eufonio, inscribirse a una escuela, hacer amigos, unirse a la orquesta; todo era parte de una rutina carente de sentido que podía haber persistido indefinidamente.

Sin embargo, en un momento dado, un sonido lejano hizo que aguzara los oídos. La trompeta solitaria de Reina, lanzando al aire un aullido que alguna vez de Dvořák, incitó a Kumiko a emprender una búsqueda personal. ¿Para buscar qué? Aún no lo sabía. En ese momento, era casi como tantear en la oscuridad.

Kumiko siempre se sintió atraída por Reina y la noche del Festival Agata puso ante sus ojos una visión conmovedora, una por la que valía la pena olvidarse de sí. ‘Así debe sentirse perder tu vida por seguir algo hermoso, a pesar de tus temores’ – pensó. Pero no era Reina, como mujer. Era algo más.

Eupho012

Reina, en cambio, lo tenía más claro. Sabía que detrás de esa “cara de niña buena” se escondía algo más: una persona real, deseante, especial. Alguien como ella. Alguien a quien amar. Kumiko no entendió lo que Reina quería decir con su confesión de amor. No estaba preparada para entenderlo. Intuía, sin embargo, que era algo por lo que habría valido la pena morir.

La atmósfera que se generó entre ellas ha sido interpretada como tensión sexual y debo decir que no me habría molestado que hubiesen tomado esa ruta. Es natural, si lo observamos bien: Kumiko y Reina son dos personas que comparten una misma pasión y una misma perspectiva. Pienso en ellas como si se tratara de Aquiles y Patroclo. Si Reina le confesó su amor, era porque sabía que en Kumiko encontraría una compañera de armas; una que compartiría con ella las alegrías y los sinsabores. Tocar juntas esa noche fue su manera de hacer el amor, de sellar el pacto.

Eupho13
Ser especial es diferenciarse de otros. Es elegir una ruta solitaria y amarga. Quien así lo decide debe aceptar que siempre tendrá más enemigos que aliados y que, por lo tanto, éstos últimos son valiosos como el oro.

No pasó mucho tiempo antes de que Kumiko y Reina enfrentaran juntas su primera prueba. Los rumores que cuestionaban la justicia del profesor Taki en las audiciones pusieron a prueba la resolución de Reina. Kumiko tuvo ocasión de demostrar su amor. Primero lo hizo ante Yuko. Su voz, primero dubitativa, alcanzó fuerza para decirle de frente que Reina era más que apta para tocar el solo. Yuko no pudo negarlo.

Pero el momento más importante llegó después. A solas con Reina, Kumiko fue más decidida. Había sido testigo de cómo Yuko la había puesto a dudar y no permitió que eso la quebrantara. Se puso de su lado y esa máscara que Reina ansiaba por arrancar cayó por un momento cuando le dijo: Estoy preparada. Después de todo, esta es una confesión de amor.

Durante la audición, la trompeta de Reina fue indiscutiblemente mejor. Como si quisieran absorberla con todos sus sentidos, sus compañeros abrieron los ojos desconcertados por las inflexiones de su sonido. Nadie, sin embargo, tomó decididamente su partido. Sólo Kumiko se levantó de su silla y aplaudió con entusiasmo. La honradez de Kaori les dio la razón.

Eupho15

Más allá de la lealtad, una vez más la trompeta de Reina movió algo en el corazón de Kumiko. Midori y Hazuki se dieron cuenta del cambio que estaba operando en ella: parecía más apasionada, como si de verdad pudiera alcanzar la luna. Kumiko pensó: Apasionada o indiferente, da igual. No sé cómo solía ser en el pasado. Sea como sea, desde que vi a Reina en la audición, desde que me devoró su música, he estado obsesionada con la idea de mejorar.

Pero obsesionarse no es suficiente. Es, únicamente, el síntoma de que algo está echando raíces profundas en el alma. Para brillar, una obsesión necesita florecer; de lo contrario, las raíces se pudren en el fondo. Kumiko vivió ese riesgo de cerca, al enfrentarse a la discrepancia entre lo que proyectaba y lo que podía realizar. En su angustia, Kumiko sólo pudo repetir las palabras que Reina le había dicho en aquella escena inicial: podría morir de la frustración. ¡Qué lejos estaba aún de Reina! ¡Y, sin embargo, qué cerca la sintió!

Eupho16

Para Kumiko, que aún entonces tanteaba la oscuridad, era ya una cuestión de identidad. Descubrirlo fue, por sí mismo, una liberación. Era la pieza que hacía falta, lo único que restaba para que ella también pudiera abrazar el objetivo que todos se habían propuesto.

Para los demás, era el momento de dejar atrás lo que los desunía y producir armonía.

De arropar al rival.

Eupho18

De compartir la ansiedad.

Eupho19

El final fue todo lo que deseé que fuera.

Sound! Euphonium fue dirigida por Tatsuya Ishihara (Suzumiya Haruhi no Yuutsu, Chuunibyou Demo Koi ga Shitai!) y producida por Kyoto Animation. Está basada en la obra original de Ayano Takeda. Está disponible mediante el servicio de Crunchyroll.

¡Comenta esta nota!
Categorias
AnimeReseñas

Psicólogo, psicoanalista y especialista en temas sobre Japón, su cultura y su sociedad. Entusiasta de las historias y sus lenguajes.
4 Comentarios en este post
  • Francisco (@QuidGS)
    1 Julio 2015 at 12:25 PM
    Deja un comentario

    Tu análisis es estupendo, debo decir que concuerdo contigo y en algunas cosas no las había visto como tu las describes, es una manera diferente de ver las cosas pero no por eso errónea, yo diría complementaria.
    Este anime me gustó mucho por su trama compleja que parece esconderse sobre la superficie, claro que solo es tan compleja como nosotros mismos podemos serlo, después de todo trata sobre las creencias y sueños de sus personajes y lo que están dispuestos a hacer por ello.
    Por último quiero hacer una especie de confesión, en el último capítulo me sentía nervioso por alguna extraña razón, no por el hecho de que el final no podría ser de mi agrado, era más bien por la competencia en sí, estaba a la expectativa de que podría pasar, creo que al igual que la banda de la preparatoria Kitauji solo esperaba que ganaran, fue un sentimiento extraño y que hizó más completa mi experiencia con esta historia; cuando el anunció final se hizó casi aplaudo de la emoción.
    Sin más que agregar te vuelvo a felicitar por tu gran anális y espero seguir leyendo más de ti.

  • Anime: Segunda temporada y película para ‘Hibike Euphonium’ | RetornoAnime, Japón en tus manos.
    31 Octubre 2015 at 8:53 AM
    Deja un comentario

    […] Animation recientemente anuncio mediante la cuenta de Twitter de la serie Hibike Euphonium, que la misma contará con una segunda temporada además de un […]

  • stefany
    4 Febrero 2016 at 7:28 PM
    Deja un comentario

    Me ha dejado sin palabras tu análisis. Me ha encantado la profundidad con la que conseguiste expresarte y me has ayudado a ver cosas de las que no me había percatado. Esperemos con ansias la segunda temporada de esta gran obra.

    Un saludo.

  • La segunda temporada de ‘Hibike! Euphonium’ tiene nueva imagen promocional | RetornoAnime, Japón en tus manos.
    3 Junio 2016 at 8:05 PM
    Deja un comentario

    […] se ha dado a conocer una nueva imagen promocional de lo que será la segunda temporada del anime Hibike! Euphonium, esta segunda parte de la animación basada en las novelas de Ayano Takeda será estrenada […]

  • Deja un comentario

    *

    *