Anime

#Anime: Reseña | Primavera 2017 (Semana 8)

Esta fue una semana con muchas emociones en todos los frentes: Mikasa mostrándonos su genuina preocupación por Eren; Chinatsu estrellando su crush en una estrategia muy sucia, pero también muy mal planeada; Chtholly asumiendo un futuro todavía incierto, pero feliz… la cuestión es que, a la altura que vamos de la temporada, podemos prever que aún faltan muchas cosas para que lleguen las tragedias anunciadas y los finales felices.

Attack on Titan -Segunda Temporada- (Capítulo 8)

Estaba por quejarme de que el último episodio estaba más lleno de flashbacks que de costumbre, pero, para variar, esta vez estuvieron más que justificados. Reiner y Bertholdt lograron su objetivo de hacerse con Eren y huir, dejando a todos sus compañeros bastante maltrechos y agotados.

Esta fue una excelente oportunidad para que Mikasa, Armin y Hannes recordaran que Eren siempre, de alguna manera, termina haciendo las cosas solo. Para Mikasa es un asunto triste. Ella lo quiere y siempre está dispuesta a luchar a su lado y él parece nunca notarlo. Armin, por otro lado, ha ido acercándose cada vez más a ellos a base de esfuerzo y de superar muchas barreras individuales. Recordar el pasado —que, en este caso, equivale a revivirlo— enfatiza el hecho de que su amistad ha pasado por muchas pruebas y que, pese a todo, aún perdura.

Ignoro si las cosas irán en ese sentido, pero me gustaría mucho ver a Mikasa y Armin crecer aún más como personajes. Creo que tienen mucho potencial. El problema es que pertenecen a una historia que no se decide a tomar el partido de ninguno de sus personajes, sino que prefiere pintar un mundo horrible, complejo, que ninguno protagoniza de verdad.

Eromanga Sensei (Capítulo 7)

Después del exabrupto de la semana pasada, estuvo bien descubrir que Muramasa es un personaje mucho más amigable de lo que podía suponerse en primer lugar. Ya que estamos enlistando a los distintos prototipos de personalidades creativas (el casimuertodehambre Masamune y la egocéntrica complaciente Yamada) ahora tenemos a quien escribe para encontrar un cierto tipo de Iluminación. Muramasa es una escritora que, claramente, no necesita nada: no le interesa la fama y tiene dinero de sobra. Lo que ella busca son historias que la satisfagan.

Es interesante que haya descubierto en Masamune un talento que nadie más ve, pero, al mismo tiempo, encuentro contradictorio que crea que es algo que puede comprar. Sus ingenuos intentos de ‘privatizar’ a Masamune asumen que él puede sacar de la manga las historias que ella quiera, lo que dice bastante de su propia aproximación a la escritura. Con lo que no cuenta, claramente, es con que Masamune tiene intereses que exceden la escritura por sí misma e incluso el dinero. Lo sorprendente (pero, al mismo tiempo, necesario para que la historia siga) es que Masamune no se haya dado cuenta: a la única persona a quien quiere satisfacer realmente es a Sagiri.

Así, esta semana el capítulo fue entretenido y avanzó mucho en la historia, pero me deja lidiando con inconsistencias en las motivaciones y marco de acción de sus personajes.

Alice & Zouroku (Capítulo 7)

La vida de Sana fuera del laboratorio se va llenando de nuevas experiencias y es interesante contrastarlas con las propias porque, como la semana pasada comenté, para ella es nuevo todo lo que para nosotros es cotidiano. No es de extrañar que las Matemáticas sean su asignatura favorita: como ella misma dice, es algo que tiene respuestas correctas siempre. La gente, en cambio, es más difícil de entender.


Las hermanas Hinagiri son un ejemplo franco. Ellas fueron sus primeras amigas en un mundo en el que eso no significaba nada más que juegos y actividades preestablecidas y ahora que todo eso se ha roto y cada una está haciendo su vida como puede, restablecer los lazos que las unían no parece fácil. Eso es lo que a Sana parece costarle más trabajo entender: por qué ellas se alejan y huyen. La razón, para nosotros, es simple: por culpa. Las chicas saben que le hicieron mal. No fue motu proprio, pero eso no resta que la persiguieran e impidieran, en general, que lograra su libertad.


Por eso era tan importante que se disculparan. Así, Sana también puede reconocer el mal del que fue objeto, la culpa que surge como resultado y volver a ser amigas como siempre.

WorldEnd –SukaSuka– (Capítulo 7)

Con las revelaciones del capítulo anterior sobre el origen de las hadas y los cambios que están gestándose en Chtholly, estoy apostando todo a que el amor que hay entre ella y Willem es, más bien, un reencuentro. Lo cual sería lindísimo si no fuese por las implicaciones que puede tener para el mundo en que viven.

Ya es claro que Willem tiene muchas dudas sobre la necesidad de recuperar la superficie y seguir combatiendo a las bestias, pero eso no quiere decir que la estabilidad de las islas pueda garantizarse. El mundo en que viven podría, literalmente, caerse a pedazos.

Si Willem logra apartar a Chtholly de la batalla, con el pretexto de investigar su transformación, otras hadas tendrán que ocupar su lugar. Es obvio que el ejército se opondrá, pues cada una de ellas es una inversión en todo sentido y los objetivos militares podrían no coincidir con las prioridades de Willem. Quizá no vaya por ahí, pero es una posibilidad.

Por otro lado, me gusta mucho la versión de Chtholly que puede reconocer más abiertamente lo que siente y actuar en consecuencia. Verla hacerse cargo de las tareas del hogar como una suerte de preparación para lo que será su matrimonio con Willem es alentador en tanto que significa que se hace cargo de su deseo. Tristemente, sospecho que estos remansos sólo enfatizarán la tragedia que se avecina.

Tsuki ga Kirei (Capítulo 7)

¡Valió la pena esperar por este episodio! Tuvo muchas, muchas cosas dignas de notar y, para variar, se arriesgó a salir un tanto de su habitual línea de tierna incomodidad para poner las cosas en limpio. Y valió la pena.

En primer lugar, no puedo evitar sentirme contrariado por Chinatsu. Ya era raro que quisiera declararse a Azumi aun sabiendo que es novio de su amiga, pero la treta que intentó al invitar a la pareja y Hira al parque de diversiones es, cuando menos, sospechosa. Resultó afortunado que se sumaran tantos, pues eso hizo más difícil que las cosas llegaran más lejos.

Por otro lado, hay que reconocer que Roman, cuando quiere, tiene tacto. Una vez confirmada su sospecha de que entre Koutaro y Akane había algo, hizo lo posible para ayudar a su amigo. Su participación es modesta, pero efectiva: hizo público ante todo el grupo el noviazgo, como si se tratara de la cosa más obvia del mundo. Contribuyó así, creo, a que no se desbordara gran dramatismo.

Pero antes de eso, la escena en que Koutaro se planta frente a Hira para decir que él y Akane son novios tuvo toda la tensión necesaria para volverla memorable. El largo silencio antes de que cualquiera pudiera hablar, la confirmación de Akane… todo estuvo estupendo. Uno no podía sino sentir pena por Hira, que lo desconocía todo y con justa razón estaba sorprendido pues él creía que tenía oportunidad.

Por eso es igualmente valiosa la disculpa de Chinatsu, al final. Ella le puso la trampa con la esperanza de que las cosas entre él y Akane funcionaran. Cualquiera que haya seguido la serie con atención sabría que no iba a ocurrir de esa manera, pero no puedo culpar a Chinatsu por intentarlo. Es una jugarreta sucia, pero comprensible. Espero que también encuentre tiempo para disculparse con Akane.

Pero quizá el momento más conmovedor —para mí, al menos— fue ese en el que Chinatsu se reencontró con las chicas con los ojos rojos por haber llorado. Con qué rapidez entendieron todo y con qué presteza se abocaron a consolarla. Esa es la clara señal de la amistad.

Extra: Disfruto mucho de los pequeños cortos extra que salen a veces, después de la secuencia de ending, pero esta vez se lucieron: ya era hora de que Setsuko le diera un empellón al zonzo de su novio. Lo malo fue que, al parecer, no pudo mantenerse del todo firme, Pero algún día, Setsuko. No es mal chico, pero tiene mucho que aprender.

Categorias
AnimeReseñas

Psicólogo, psicoanalista y especialista en temas sobre Japón, su cultura y su sociedad. Entusiasta de las historias y sus lenguajes.

Deja un comentario

*

*