Anime & Manga

D.O.M #1: El Jazz en el anime

La música juega un papel clave en la inmersión del espectador cuando es hora de experimentar el Séptimo Arte. Antes de que las películas tuvieran diálogo, tenían música. La música es la piedra angular del cine y su funcionamiento, así como la animación.

Y el ánime no se queda atrás. Bandas sonoras sublimes, openings y endings que llevan a las lágrimas o diseñados para cargar de emoción a la hora de prender la tele, propulsadas por la excelente escuela japonesa musical.

Es la hora de disparar por la obsesión por las notas que aqueja a este autor…

Hoy examinaremos los animés aderezados con lo mejor de Nueva Orléans: El jazz.

Guau… que padre sonó lo que acabo de escribir.

Bienvenidos a mi nueva sección: Desorden Obsesivo Musical! Con el bienhabido comentario que hizo Yuuko Ichihara sobre la última navaja suiza, me recordó que quería hacer esta sección ya desde hace mucho tiempo. Ya que Kika y Kiyohime (las iniciadoras de este blog) se enfocan mucho sobre el j-pop/rock, decidí unirme a sus peroratas desde mi perspectiva: Una obsesión que tengo desde que tengo memoria sobre la buena música y su uso.

El jazz es uno de los géneros más puros que todavía después de su concepción encuentra maneras de salir y reinventarse incorporando inspiración y talento destilados en una “conversación” entre los diferentes instrumentos musicales en la banda. Es una de las pocas cosas que mantiene a Gabacholandia culturalmente relevante y su adición al animé es como la salsa en los chilaquiles: Van una con otra perfectamente.

Sin embargo, hay pocos animés que hacen uso de este recurso. Pero los que lo hacen… lo hacen bastante bien. Hasta donde yo conozco, sólo 3 animés hacen uso de el jazz como banda sonora y openings/endings, los cuales examinaré en detalle:

1. Cowboy Bebop

Cuando Shinchiro Watanabe quizo acercar el animé al previamente ignorante pueblo estadounidense, creó una historia completa que fuera compatible tanto con su cultura como la de el otro lado del Pacífico. El resultado fue Cowboy Bebop, la historia futurista de un grupo de cazarecompensas abordo de la nave especial “Bebop”.

Este anime ha sido reconocido mundialmente como una obra maestra de la animación, y el animé que acercó a la cultura occidental al género por vez primera. Pistolas, naves, grandes explosiones, todo empacado con un poco de humor y de fanservice en un sólo paquete.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=T6zDfxZ4NcE[/youtube]

Pero, una de las cosas que hizo a Bebop tan exitoso fue el uso del Jazz en toda su banda sonora. Siendo que Watanabe quería apelar al publico occidental, el uso del jazz fue la fundación del pastel. En los momentos tensos, la banda explotaría mientras que en los tiernos o tranquilos la suave combinación del saxofón y la batería haría la escena más sustancial. Sin embargo, no alcanza su mayor potencial pero sigue siendo un uso estelar y muy encomendable.

2. Lupin The Third

Quizás Cowboy Bebop es el uso más recordado del Jazz en el animé, pero ciertamente no es el primero: Lupin The Third en sus diferentes iteraciones desde 1971 hasta el 2002 se ha valido del jazz para obtener credibilidad para Arséne Lupin III, el nieto del gran caballero ladrón Arséne Lupin (creación del francés Maurice Leblanc, y considerando el Doyle francés) y sus interminables peroratas através del mundo siendo perseguido por el inspector Zenigata de la Interpol con robos sólo unicamente plausibles en la retorcida mente de Lupin.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=rm99tmzmXkk[/youtube]

El soundtrack, así como los openings y endings se apoyan en un jazz que trastoca mucho con el ya olvidado charleston, que me recuerdan los inicios del jazz cuando este todavía se define como género. La música de Lupin no es ninguna sorpresa: La regla en las producciones que hacen de un ladrón el héroe o simplemente que la audiencia le agrade es detalles o música jazz. A veces cae mal, a veces queda bien y en Lupin III queda bien pero no calza completamente como el siguiente animé.

3. Baccano!


Cuando Ryohgo Narita vió la película de “Los Intocables” quizo hacer algo que capturara el espíritu de las siempre geniales películas de gangsters: Las calles llenas de violencia, las mafias, la cosa nostra, la omertá (código de honor) y todo lo que hace esa época tan presta a historias muy bien escritas que se valen de tanto la palabra como el plomo para hacerse sentir.

Baccano! fue lo que resultó ser, y esta increíblemente popular novela que propulsó la carrera de Narita a un estatus de escritor respetado y ser el que generó uno de los animés más aclamados por la audiencia y por la crítica mundialmente. Baccano! es el tributo a la película de gangsters que cobra vida propia contando tres historias paralelas:

En 1930 ,Firo Pirochanezzo y su familia de mafiosos colisionan con otras en un intento por dominar Nueva York; mientras que en 1933 una pequeña llamada Eve Genoard busca a su hermano Dallas cuya desparición está ligada a la familia de Firo; mientras que en 1932 dos ladrones llamados Jacuzzi Splot y Nice Hollystone atacan un tren donde el enfrentamiento de 3 familias de mafiosos se da al mismo tiempo.

En todo momento, los dos ladrones Isaac Dian y Miria Harvent roban de todo lo que no sirve, mientras hacen lo que son mejor: La pareja más graciosa que he visto en un animé.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=F8SpymxjmRE[/youtube]

Pero la historia no es algo que quiero citar, sino algo que logró Baccano! que los otros dos animés no pudieron: Tomar la música y volverlo otro personaje más, con personalidad y presencia propia que creaba la atmósfera correcta sin opacar la acción ni el diálogo pero salía a relucir por su naturaleza y genialidad. La música de Baccano de temer, con el opening realizado por las chicas de Paradise Lunch (mi AKB48) y el soundtrack completamente realizado por una banda que haría a Frank Sinatra feliz con la composición de más de 20 piezas cada una para cada momento y personaje.

También tiene especial mención el doblaje americano, que fue hecho con un casting de más de 180 personas que le dieron algo a Baccano! que los japoneses no pudieron: Los acentos de cada barrio neoyorquino haciendo de esta la mejor experiencia inmersiva que he visto de doblaje alguna vez.

Aparte, para mí en lo personal ver el animé y a las películas de gangsters que tanto me fascinan unidos es como escuchar la unión Beatles + Elvis: Es rara tanta genialidad en un sólo paquete, y el soundtrack es lo que mantiene todo unido.

Creo que el jazz sería algo muy bueno para la banda sonora del animé si se usara más seguido y con más creatividad, ya que después de la música clásica es el género que se ha mantenido y ha ido evolucionando através del tiempo. Por su capacidad de expresión y de emotividad, creo que los productores podrían dejar de echar mano al j-rock/pop por un momento y también dejar que sus seiyuus se limiten a dar voces en vez de cantar (con sus raras excepciones) y conectarse al inmortal y siempre genial jazz.

Y así concluye el primer lapsus del Desorden Obsesivo Musical!

Como siempre, la sección de comentarios no está pintada! Comentame! Alabame o mientame! Yo quiero saber tu opinión para tomarte en cuenta. Gracias a Yuuko Ichihara por tus comentarios y gracias por tu preferencia! Me temo que después de la siguiente navaja suiza, estaré un poco desconectado del blog debido a un cierto proyecto fuera de mi alcance que demandará mucho tiempo. Será por poco tiempo, pero tengan por seguro que volveré.

Se despide de ustedes, Onix.

P.S.
Team Ico: Ustedes se han ganado mi corazón: Shadow of the Colossus para el PS2 es sublime y extraordinario.

Categorias
Anime & MangaMúsicaReseñas

¡Anime, Videojuegos, Manga, Cine y más! Nos gusta el entretenimiento y más el de Japón ¡Síguenos!
Un comentario
  • Yuuko Ichihara
    25 Octubre 2010 at 6:22 PM
    Deja un comentario

    ¡¡¡¡Oh dios!!!!….. Si ya quería algo así y que bueno que te has animado a convertirlo más en una sección que en un tema de la navaja, sencillamente va a quedar más completo.

    Baccano! es un anime de lo más genial, es de los pocos en los que me como el soundtrack y repito una y otra y otra vez, toma lo mejor del jazz haciendo recordar el charleston y dando paso también a algo de blues, si le hubieran puesto otro tipo de música creo que hubiera fallado tremendamente el concepto.

    Eso es lo que me gusta no sólo en el anime sino en la cinematografía en general, cuando logran que la música se convierta en una especie de personaje en vez de pasar ampliamente desapercibida. Lo que me hace preguntarme ¿qué animes hubieran quedado mejor con otra música.. por ejemplo sin en Samurai X hubieran apostado por una música más tradicional en vez de lo j-rock?.

    Gracias Onix, de acuerdo con esta apuesta tuya y éxito en tu proyecto externo. Esperamos verte pronto en el blog.

    P.D. Shadow of the Colossus es el REALLY GREAT FATHER de los videojuegos más recientes y denominados ya obras maestras, es sencillamente extraordinario.

  • Deja un comentario

    *

    *