Anime

Especial 3/3: To Aru Kagaku no Railgun ~ Real ‘Academy City’?

La institucionalización del conocimiento ~Academy City in Real Life

En esta última parte trataré algo que resulta intrigante en cierto modo: ¿Cómo sería una Ciudad Academia en el mundo real?

A diferencia de las entradas anteriores a un aspecto más terrenal, el ejemplo de una ciudad academia en donde solamente se dediquen a la investigación científica desdeñando otras ramas del saber humano no está muy lejos… sólo que, a diferencia de la serie, es un tanto más distópico, y  no me refiero necesariamente a Ciudad Universitaria, el campus central de la UNAM o la Ciudad Académica de Dubai, sino a las políticas que se aplican por medio de las jerarquías institucionales y académicas como método de control de lo que se debe saber, cómo se debe saber y quiénes pueden tener acceso a dicho conocimiento.

_boards_tg_image_1403_73_1403732181911

Academy City, con la Torre Endymion el centro: elevador que llega hasta el Espacio.
En el caso de las ciencias sociales y algunas ramas de la salud se ha implementado el famoso “Formato APA”, el cual dicta reglas de sintaxis, redacción, estilo, citación, etc., bajo el argumento de “facilitar la comunicación científica”. Personalmente considero que este formato, más allá de una eficiente comunicación científica, tiene la función de evitar el plagio y el robo de investigaciones, algo tan de moda hoy día que sorprende cómo personajes con cierto renombre plagian trabajos de alguien más sin siquiera citarlo. Triste pero cierto.

Manual-APA

Cuando el formato lo es todo…

Dicha institución, la American Psychological Association (APA por sus siglas en inglés) juega en las instituciones un papel de control bastante severo: cualquier investigación que no esté en ese formato no es tomada como válida, dándole más peso al formato (funcional, eso sí, pero bastante limitado en cuanto al empleo de la escritura) que a la propia naturaleza de la investigación o inclusive al contenido mismo. En épocas recientes se ha dado el auge de los llamados “Journals” o boletines científicos, en donde se publican las investigaciones de temas especializados (predominando la redacción en formato APA).

Dichos journals normalmente son de pago y es un costo na accesible para la mayoría de estudiantes, peroceos que llegan a superar los 100 euros; en algunos países se han manifestado inconformidades por el  “monopolio” que tienen dichos journals, en los que se han denunciado casos de corrupción (ya a nivel investigador hay una cantidad nada despreciable de dinero de por medio, así como niveles y rangos académicos). Muchas veces, si alguien de alto rango no está de acuerdo con cierta investigación porque va en contra de sus ideas o su campo de estudio, dicha investigación no se publica; si va en contra de lo que dice algún autor reconocido, tampo se publica; si es de un tema “indigno” de la ciencia, permanecerá en el cajón.

Springer_logo

Springer, online journal inglés cuyo contenido puede costar hasta 100 euros por artículo

Pondré un ejemplo de algo curioso que suceció en esta década: en el campo de la psicología de la salud está muy de moda algo llamado “Mindfulness”, que se traduciría algo aproximado a “mente plena” o “plenitud mental”. Dicho Mindfulness no es más que la sistematización de las técnicas de relajación y prácticas como yoga, el budismo zen o la meditación; hace unas décadas dichas técnicas eran vistas como meras “charlatanerías, cuentos, mitos, supercherías, pseudociencias inútiles” y demás despectivos; no fue hasta que alguien lo estudió de acuerdo a criterios institucionales y ahora sí tiene validez… aunque lleven siglos de existir y llevarse a la práctica. 

01

Budismo zen, práctica milenaria de Oriente que “apenas demostró su validez” en Occidente, aunque lleve siglos de practicarse

A manera de conclusión: La ciencia (no tan) ficción.

Muchas veces elementos de la ciencia ficción son tomados como imposibles hasta que, después de cierto tiempo, son llevados a la práctica o tienen repercusiones directas en el campo del conocimiento; en ocasiones, ideas aventuradas, “adelantadas para su tiempo”con tomadas como locuras y más adelante son seguidas de manera casi religiosa. El caso de los productos multimedia no es la excepción, cuyo límite debiera ser meramente la imaginación si no fuera por los elementos de mercado, procesos institucionales y jerarquías de control. La ciencia ficción muchas veces se aproxima más a ciertos elementos de la realidad que las ciencias formales, que siguen estatutos de manera casi religiosa.

Kenzen, no Mosteiro Zen Budista Morro da Vargem, em Ibiraçu-ES.

Una parte de esto se ejemplifica en el universo de To Aru, en donde pareciese que religión y ciencia son elementos repelentes entre sí, pero que en realidad la apertura y la creación de las llamadas “creencias puente” o una reformulación del concepto de “naturaleza” pudieran elucidar que existen criterios en común y ambos elementos funcionan como modelos explicativos de la realidad, cada uno a su manera. Además, la ciencia y la ficción van prácticamente de la mano, retomando una elementos de la otra y viceversa, donde si se ve a profundidad o con detenimiento se observa que “La Verdad” es algo relativo y prácticamente inalcanzable, que muchas veces depende de una conceptualización y reformulación de elementos y perspectivas, como comentaba en entradas anteriores

Finalizo con lo que mencionaba en un principio: si no se han sumergido en la franquicia To Aru, háganlo. Vale la pena intentar ver más allá de lo evidente, más allá de lo “demostrado científicamente”.  

biribiri

Only My Railgun

¡Comenta esta nota!
Categorias
AnimeAnime & Manga

Tipo_2 o Tippens. Psicólogo en proceso de titulación :D. Melómano empedernido, audiófilo no pudiente y amante de los videojuegos habidos y por haber, de la literatura y de la reflexión. Lo mismo te leo un manga que un artículo científico puro y duro, novelas, ensayos, poesía o filosofía intensa. Hambriento de conocimiento, tacos, café y tiempo libre. Los viajes son fascinantes, pero más fascinante es tener el dinero para viajar :D

Deja un comentario

*

*