Anime

Hedgehog’s Dilemma: En defensa de Shinji Ikari

Hedgehog001

En la serie original de Neon Genesis Evangelion (1995), hay un capítulo que me impresionó mucho la primera vez que lo vi: Hedgehog’s Dilemma. Relata poco más de los dos días que Shinji huye del departamento que comparte con Misato, para deambular solo por la ciudad que pocos días antes había salvado.

La gente a su alrededor no repara en el muchacho que está sentado en un asiento del tren, escuchando música en su reproductor portátil; inmóvil. Nadie nota al chico dormido en un sillón, junto a una máquina expendedora. Nadie lo ve en una sala de cine casi vacía donde, en vez de mirar la película, él tiene sus ojos puestos en una pareja que aprovecha la oscuridad para besarse. Shinji es un héroe, pero nadie sabe nada de ello.

Hedgehog003

Con demasiada frecuencia se olvida que Shinji tiene sólo catorce años en el momento de abordar por vez primera al Evangelion 01. Si esto fuera poco, él no sabía para qué lo había convocado su padre ni mucho menos imaginaba que nada más llegar lo pondrían a cargo de una misión peligrosa, para la que no estaba preparado. Era un muchacho huérfano que, de pronto, tenía que tomar decisiones que incluso a un adulto le parecerían difíciles.

Veo el escape en Hedgehog’s Dilemma como una respuesta retrasada a toda esa presión, pero también como una representación gráfica del conflicto que lo rige toda la serie: el paso de ser un niño desprotegido y necesitado de amor, a ser un adulto que, en soledad, debe tomar decisiones por sí mismo. Un conflicto profundo, que nunca se resuelve del todo.

La primera en notar su ausencia es Misato. Ella sabe que él, en primer lugar, nunca quiso ser un piloto de EVA, pero también comprende lo necesario que es. Sabe que le están exigiendo mucho más de lo que él daría voluntariamente y por eso es incapaz de entender, en primera instancia, por qué aceptó, por qué continuó haciéndolo y por qué huyó.

En la nueva versión, Evangelion 1.11: You are (not) alone, no aparece el encuentro entre Shinji y Kensuke de la serie original que, en mi opinión, es de lo más esclarecedor. Kensuke se encuentra acampando, jugando a la guerra. Tiene la misma edad que Shinji y él –quizá más que nadie– está claramente en la frontera de la infancia y la adolescencia. Idealiza la vida como piloto de EVA y se permite decir que, al menos una vez, quisiera estar al mando de esa novedosa arma. Entonces Shinji adopta la actitud de quien conoce la experiencia y le advierte que su deseo irresponsable hará que otros se preocupen por él. Después de todo, ¿quién sino un niño podría desear algo así?

Hedgehog005

Ahí está la clave del conflicto.

Por más que se le impusiera una responsabilidad tan grande, Shinji no había dejado de ser ese niño que buscaba amor y protección.  Si aceptó ser un piloto, no fue porque estuviera convencido de lo que iba a hacer, ni mucho menos dispuesto a cargar sobre sus hombros semejante peso. Lo hizo porque los adultos, de quienes esperaba aceptación, se lo pidieron. Siguiendo esta lógica, escapar fue sólo una forma de llamar la atención de Misato, de ponerla a prueba. Shinji necesitaba saber si en ella encontraría alguien en quien confiar, por quien dejarse querer y, para eso, no encontró mejor alternativa que lastimarla. Por eso la escena final de ese episodio es tan conmovedora: él no se subió al tren que lo llevaría lejos de ella, como para darle aún la oportunidad de alcanzarlo. Y entonces, al reencontrarse, lo único que él puede decir es tadaima, estoy en casa. Como queriendo decir: me había ido, pero ya estoy de vuelta. El hogar es el único lugar del mundo donde lastimar y ser lastimado se puede entender como una colisión propia del amor.

Creo que, en el fondo, si Shinji es un personaje que incomoda tanto a todos es porque es quien inmediatamente nos muestra su lado más humano, más real. Eso no sólo no coincide con la expectativa que tendríamos del héroe; nos lleva con engaños a identificarnos con sus muchas debilidades. Esto es fácil porque cada uno de nosotros tiene un poco de la cobardía, mezquindad e indecisión de Shinji. Y esa es la clase de reflejos que difícilmente nos gusta ver porque, llegado el caso de que de nosotros dependiera algo tan importante, quizá tampoco sabríamos qué hacer.

¡Comenta esta nota!
Categorias
AnimeNoticias Anime & MangaReseñas

Psicólogo, psicoanalista y especialista en temas sobre Japón, su cultura y su sociedad. Entusiasta de las historias y sus lenguajes.

4 Comentarios en este post
  • zoe.n.n
    28 agosto 2014 at 12:08 AM
    Deja un comentario

    eso mismo lo dice somos humanos y como humanos cometemos muxos errores ……. en parte el personaje de shinji es tan solo un niño de 14 años que solo buscaba amor y proteccion no convertirse en heroe ni nada por el estilo era un niño huerfano …. y fueron ellos los que lo obligaron hacer de piloto del eva ….. en fin a mi si me gusta su personaje porque de cada uno de los animes siempre te enseñan muxas cosas y tal vez uno se va dando cuenta!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  • Crow
    28 agosto 2014 at 12:55 PM
    Deja un comentario

    Excelente articulo, y totalmente la posta del personaje, que a pesar de ser eje de burlas, nunca se plantea la verdadera situacion en la que se encuentra. Shinji Ikari y Evangelion sin duda fueron de las cosas que marcaron mi infancia/adolecencia, que al dia de hoy recuerdo con mucho entusiasmo.

    Reitero, excelente articulo.

    Saludos!

  • Diego Guerrero
    28 agosto 2014 at 5:26 PM
    Deja un comentario

    Genial, saludos , esperando 2015 como loco

  • Opinión | Evangelion, 20 años después: crisis, catástrofe y pertinencia | RetornoAnime, Japón en tus manos.
    4 octubre 2015 at 9:21 AM
    Deja un comentario

    […] nuevo, hostil, en el que el abandono material y afectivo de su padre contribuye a su parálisis. Aquí hablo un poco más sobre […]

  • Deja un comentario

    *

    *