Noticias Anime & Manga

Opinión: La preocupación de Gen Urobuchi

En días pasados se publicó, en este mismo sitio, una lista con recomendaciones de anime para la siguiente temporada. Este verano luce muy prometedor: el remake de Sailor Moon, por ejemplo, es una de las series que generan mayor expectativa. Hay muchas razones para que así sea, pero una de las más evidentes es que se trata de una vieja conocida. Esto ya nos da qué pensar.

Pero la obra de Naoko Takeuchi no es la única precedida por su fama: también están por ahí los nombres de Shinichiro Watanabe y Gen Urobuchi, gente reconocida en el medio por trabajos anteriores como Cowboy Bebop y Samurai Champloo, en el caso del primero.

Hablemos de lo que espero de uno de mis creadores favoritos de los últimos años: Gen Urobuchi. Es el autor detrás de Puella Magi Madoka Magica, Psycho-Pass y Gargantia on the Verdurous Planet y esta temporada contribuirá con Aldnoah.Zero. Aunque cada una es una historia única en su propuesta, tengo la teoría de que, en su mente, hay una preocupación constante que se filtra en sus historias. Esta es una de las grandes ventajas de la ficción: los elementos inquietantes y, a veces abstractos, pueden tomar formas muy concretas y representarse claramente a lo largo de la obra de un autor.

¿Cuál es esa preocupación?

Voy a llamarla cientificismo deshumanizado, pero para que se entienda mejor lo que quiero decir con esto, nombrémoslo como Urobuchi lo hizo: Kyubey, el sistema Sybil y Striker X3752. Estos tres personajes, cada uno a su manera, son una representación de ese cientificismo deshumanizado. Pero vamos por partes:

Kyubey (o Incubator), es un personaje fundamental en la historia de Madoka. Es un vendedor de espejismos: ofrece milagros sabiendo el irremediable costo que conllevan. Algunos lo consideran maligno, pero creo que, esencialmente, esa postura es equivocada. Kyubey tiene un propósito que no es nada despreciable: si a lo largo y ancho del Universo se gastan enormes cantidades de energía que no pueden recuperarse, lo lógico es encontrar medios que la extiendan. Así, las guerreras mágicas favorecidas por los incubadores son pequeños sacrificios hechos por un bien mayor, del mismo modo en que los animales de granja se protegen para garantizar y extender la vida humana. Y si eso es válido porque los humanos son superiores, reflexiona Kyubey, ¿no funciona exactamente igual si algo por encima de la humanidad los utiliza con el mismo fin?

Kyubey_1

No obstante, Kyubey es extraterrestre y no tiene por qué tener simpatía humanitaria. No podríamos decir lo mismo de Striker: un androide que es, de pies a cabeza, una creación humana con el objetivo explícito de servir como herramienta y protección en un medio extremadamente hostil. El accidente que lleva a Ledo, Chamber y Striker a aterrizar en el planeta verdoso cambia por completo las expectativas de estos personajes, pero mientras los primeros concluyen que la mejor posibilidad es adaptarse y colaborar con la sociedad floreciente en la flota de Gargantia, Striker decide que sus directrices son válidas en cualquier contexto y, por lo tanto, su misión es replicar el régimen del que proviene. Así, Striker se coloca a la cabeza de la especie que supuestamente debía servir, porque parecía la opción más lógica y la que coincidía con su concepto de humanidad. Striker fue una máquina que no pudo reconocer que las condiciones ya eran otras.

Striker_1

En este sentido, Psycho-Pass plantea la cuestión mucho más directamente: la humanidad y las máquinas compenetradas a un nivel irrevocable. Con las máquinas a cargo, las decisiones no las toman individuos, sino un sistema basado, supuestamente, en principios puramente científicos y racionales. Este ideal aspira a la conveniencia y la comodidad, pero lleva consigo la renuncia a la libertad. Lo paradójico es que Sybil, el sistema en que descansa buena parte de esa sociedad, está compuesto a la manera de un cónclave. Son humanos, en última instancia, pero humanos que han sido seducidos por computadoras, como el gran líder de la novela gráfica V for Vendetta.

Sybil_3

Kyubey, Striker y Sybil materializan el temor de que la sociedad sea devorada por sus propios principios lógicos y de conveniencia, sin que haya reflexión de por medio. Quizá por eso es que Gen Urobuchi los coloca en el lado antagónico, obligando a sus protagonistas a sacar humanidad de sus corazones, a ser conscientes de las decisiones que toman. En suma, a salvar a la humanidad de sus propias garras.

¿Esta preocupación también aparecerá en Aldnoah.Zero? Como sólo hay una forma de saberlo, la anotaré en mi lista.

¡Comenta esta nota!
Categorias
Noticias Anime & Manga

Psicólogo, psicoanalista y especialista en temas sobre Japón, su cultura y su sociedad. Entusiasta de las historias y sus lenguajes.

Deja un comentario

*

*