Anime

Opinión: Saekano y el misterioso encanto de Megumi Katō

“En el mundo 3-D todo es más problemático”.

Me gustaría mucho saber qué es lo que llevó a Tomoya Aki, principal protagonista de Saenai Heroine no Sodatekata (冴えない彼女の育てかた), a hacer semejante aseveración. No es extraña en un personaje como él –otaku declarado y activo–, pero creo que esconde una experiencia que va más allá de su fascinación por lo animado.

Saekano, como más comúnmente se conoce, es la historia de Tomoya: un otaku que, a partir de un “encuentro predestinado”, decide crear un juego de citas excepcional. Está basada en la novela ligera de Maruto Fumiaki que, a la fecha, lleva ocho volúmenes publicados. El anime forma parte de la alineación invernal de este año. Se trata, a simple vista, de una historia tipo harem: un chico, de popularidad insospechada, rodeado de chicas hermosas que van resolviéndole la vida en el tortuoso camino para desarrollar una novela visual.

Para desarrollar su idea, Tomoya no tiene más talento que el de ser un blogger casi profesional. No sabe dibujar ni escribir argumentos. Todo lo que tiene para ofrecer, al menos en un primer momento, es una emoción disparada por un evento fortuito: un día de primavera, a lo alto de una colina, una hermosa chica perdió su boina al viento. Esa sola imagen que, de alguna manera, condensó sus sentimientos, sirvió de motor para Tomoya. Lo interesante es que la hermosa desconocida no es otra que Megumi Katō, compañera de clases de Tomoya desde el año anterior.

Saekano002

Tomoya no habría sabido jamás que Megumi era la protagonista de su sueño si ella misma no hubiera decidido agradecerle el gesto de devolverle la boina aquel día. A diferencia de él, que es una de las “celebridades” de la escuela, Megumi es descrita como una chica ordinaria cuyo súperpoder, por así decirlo, es el de pasar casi completamente desapercibida.

Saekano003

Por ejemplo, está sentada justo a su lado.

Los siguientes dos episodios se enfocaron a la relación naciente entre Tomoya y Megumi: uno tratando de educarla para ser la protagonista de su sueño y ella dejándose conducir con una mezcla contradictoria de curiosidad, resistencia, entusiasmo y apatía. Tomoya la ve –así lo dijo– como un personaje inacabado, pero yo no podría estar en mayor desacuerdo. Megumi es una chica vivaz e inteligente, con un encanto que brota de alguna manera en sus ojos adormilados y su voz cansina.

Para Tomoya, que la chica de su fantasía se revelara inmediatamente como alguien cotidiano parece significar un verdadero conflicto. De lo contrario, no me explico por qué insistió tanto en negarle brillo a su experiencia real y busca tan afanosamente convertir a Megumi en una heroína bidimensional. Ella lo permite y participa, claro está, pero no sin cierta crítica: sabe que Tomoya no la ve directamente; que, por alguna razón, necesita transformarla en otra cosa. Aquí, el título de esta historia nos da una clave: los caracteres 彼女 se traducirían habitualmente como novia, pero la lectura sugerida en katakana es heroína. La posición ambigua en que Tomoya la coloca desde el principio me pone a pensar en las posibilidades. Es claro que vio algo en ella en ese momento que llama predestinado. Es obvio que sigue redescubriéndolo con cada experiencia que comparte. Por otro lado, es evidente que ella misma está asombrada con las reacciones que es capaz de causarle y ese es, quizá, uno de los elementos que motivan su curiosidad. Se trata, probablemente, de algo que Megumi tampoco sabe de sí misma.

Saekano005

Y es algo que, al menos de momento, ninguno de los dos es capaz de nombrar. Yo lo llamaría naturalidad.

¡Comenta esta nota!
Categorias
Anime

Psicólogo, psicoanalista y especialista en temas sobre Japón, su cultura y su sociedad. Entusiasta de las historias y sus lenguajes.
Un comentario
  • C2
    6 Febrero 2015 at 9:03 PM
    Deja un comentario

    En particular empece a ver este anime sin mucha razón, tenía una imagen llamativa y con el episodio 00 se pudo notar a leguas: será un harem normal enfocado en Tomoya como otaku con un poco de desarrollo de historia que presentará cosas llamativas. Claro, fue la imagen que me dejo, puesto que todo indicaba eso. Ahora, cuando vi el episodio 1, 2 y 3, me llamo tanto la atención el modo en que se desarrollo a Megumi, la forma en que se introdujo, el especial cuidado en tomar varios elementos para que pudiera obtener un lugar seguro como protagonista… Lo que podemos notar, es el juego que quiere crear Tomoya; que Megumi logre destacar y en mi opinión ya lo ah logrado al tener tan presente que la hicieron brillar en tan pocos episodios, cosa que de verdad, de verdad me gustó y espero siga teniendo el mismo enfoque. A lo que me lleva a pensar la misma conclusión a la que llegaste, solo que no tan enfocado a que es misterioso, si no a algo un poco mas elaborado a la clásica protagonista que actualmente se acostumbra a observar, generandote un enorme gusto y satisfacción o al menos en mi caso.

    Tal vez pueda parecer todo un poco normal, pero a alguien que le guste tomar un poco mas a fondo las historias y como estas logran llevar a cabo su cometido va a pasar un buen rato pegado. Eso si, no deja de quitar que luego las animación se distorsionan mucho y que después de todo es un harem, (con Megumi eso si) pero bueno, no todo es de lo mejor. Eso si, todo va a cuestión de gustos y necesidades.

  • Deja un comentario

    *

    *