Anime

Recomendación: Akame ga Kill! ¿Y tu ya eres parte de Night Raid?

AkameGaKill005

El Imperio. Ambición y sed de sangre.

Un Imperio gobernado desde las sombras, por un ambicioso y despiadado Primer Ministro que manipula a su antojo a un Emperador que aún vive su infancia. Hambre, pobreza y exterminio son las únicas certezas que esperan a los habitantes de las provincias. Una imagen demasiado clara, lo bastante vigente como para reconocerla a nuestro alrededor. La pregunta obvia, inquietante y desesperada, que resuena en la mente de todos porque no puede expresarse abiertamente es ¿qué hacer?

A las afueras de la capital, un peculiar grupo se reúne para tomar cartas en el asunto. Bajo el nombre de Night Raid, este conjunto de individuos constituye el brazo ejecutor del Ejército Revolucionario. El objetivo final es el derrocamiento de aquellos que están en el poder, pero por ahora, sus funciones son las de asesinos a sueldo: enterrar, poco a poco, a la escoria de la ciudad, a aquellos que hacen festines a costa del hambre de la mayoría.

AkameGaKill003

Esto es, en líneas generales, el hilo conductor de Akame ga Kill!, serie que está actualmente en transmisión y que puede verse a través del servicio de Crunchyroll.

Confieso que, en un principio, no le tenía mucha fe. Me era difícil discernir si debía tomarla en serio o no. Su abierta combinación de elementos de comedia, sentimentalismo y escenas de la vida cotidiana con momentos de tortura, desmembramiento y muerte me causaban cierta incomodidad. Pero, después de pensarlo, me di cuenta de algo: en términos estéticos y de elaboración de su narrativa, Akame ga Kill! aspira a la combinación que lograba Fullmetal Alchemist Brotherhood, que era muy efectiva: usar ampliamente elementos cliché en el diseño de los personajes al servicio de una historia de grandes alcances. La comparación, sin embargo, quizá sea injusta.

AkameGaKill004

Night Raid.

El argumento de Akame ga Kill! no es novedoso, pero tampoco desechable. Se trata de emplear el contexto al que referí antes, para contar la historia tanto de los asesinos cuanto de sus principales oponentes. A medida que los acontecimientos avanzan, y este es un punto a su favor, los personajes de ambos bandos se complejizan. Es un poco más difícil etiquetarlos como el bien y el mal, porque revelan naturalezas contradictorias, lealtades, intereses y deseos con los que nos son más cercanos. Por tomar un solo ejemplo: el ingenuo Tatsumi, que salió de su villa buscando fama y riqueza que le ayudaran a rescatarla, enfrentó muy pronto la corrupción del Imperio al que esperaba servir, manifiesta en la carne misma de sus amigos de la infancia. Se unió a Night Raid persiguiendo su deseo combinado de venganza y justicia, pero ¿a eso se le puede llamar justicia? Después de todo, ¿quiénes son ellos sino unos rebeldes frente al orden establecido?

Esas preguntas flotan alrededor de los integrantes de Night Raid, especialmente cuando pierden un miembro. Morir violentamente es el destino lógico de su profesión, como un reflejo exacto de su actividad; pero sus razones para insistir son más fuertes que esas cuestiones de legitimidad y moralidad. Un gobierno corrupto como el que enfrentan sólo puede ser desafiado con sangre y en esa empresa la única compañía que tienen son ellos mismos. Ahí es donde, creo, tiene sentido la combinación de comedia y cotidianidad: reducirlos a su condición de asesinos los deshumanizaría tanto a la vista del público, que no sólo no serían creíbles sino que incluso se tornarían detestables. Por fortuna, no es así. Eso que me incomodaba, a la luz del desarrollo de la historia, se vuelve un remanso en el ambiente perturbador en que las cosas suceden. Los momentos de los que asirse cuando todo lo demás parece oscuro. Visto así, hasta ahora, la revolución ha valido la pena.

AkameGaKill002

¡Comenta esta nota!
Categorias
AnimeReseñas

Psicólogo, psicoanalista y especialista en temas sobre Japón, su cultura y su sociedad. Entusiasta de las historias y sus lenguajes.

Deja un comentario

*

*