Anime

Reseña | Love Live! The School Idol Movie

Advertencia: La siguiente reseña contiene spoilers menores.

Poder decir adiós es crecer

Gustavo Cerati

En un conmovedor momento, hacia el final de la segunda temporada, Honoka y compañía, decidieron que μ’s dejaría de existir una vez que terminara el Love Live! Al final, la aventura no fue tiempo perdido de ningún modo: no sólo salvaron a su escuela de la desaparición; también ganaron el segundo Love Live!, dejando en el camino a las favoritas, A-RISE. Cumplido todo, no tenía más sentido continuar; no sin las de tercer año.

Era una decisión tomada, pero eso no quería decir que despedirse no fuera doloroso o que no hubiese dudas. Una invitación a Nueva York, en calidad de campeonas, fue un buen pretexto para prolongar el adiós; pero también para cuestionarse su lugar en el mundo: ¿Quiénes eran ellas? ¿Qué habían logrado?

El encuentro con la urbe estadounidense, a la que ellas apodan «el centro del mundo», sirvió para mostrarles lo pequeñas que aún eran y lo lejos que estaban de casa. Eran poco más que unas invitadas desconocidas. Extraviarse en la ciudad, no hablar el mismo idioma, extrañar los sabores familiares. Experiencias que pueden ser (y son) muy cómicas, pero que detrás de las risas esconden la inquietud de la distancia. Por muy grande que sea, Tokio no es Nueva York. No es «el centro del mundo». Nueva York, sin embargo, es una ciudad que evoluciona constantemente y que es capaz de aceptarlo todo: una Akihabara universal. Pero, asi como es capaz de aceptar, es capaz de ignorar. La ciudad no deja de moverse. Sorry! y Excuse Me! no tienen el mismo significado, ni la misma emoción que Sumimasen! Lejos de casa, la soledad se hace escuchar a través del ruido. Quizá por eso era tan importante conocerla y conquistarla. Los trajes que usaron para interpretar Angelic Angel dan cuenta de ello: son los más cercanos a su propia cultura y reflejan tanto la nostalgia como el encuentro con el mundo.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=oWIE7GwJu3c&[/youtube]

No debería sorprendernos que, al regresar a casa, el nombre de μ’s sea conocido por todos. Después de todo, nada habla más de éxito a los japoneses que destacar fuera de su país, que conquistar al otro. μ’s se convirtió en el grupo que abanderó la cultura de las school idols y la llevó más allá de sus fronteras, en más de un sentido. Pero la fama se tornó en presión y la presión en angustia. El paso lógico era convertirse en profesionales; dejar atrás la figura de la school idol y entrar de lleno en el mundo adulto, donde las expectativas, los objetivos y los tiempos son distintos. Pero no era eso lo que querían.

Honoka dio con la respuesta. Ella, que tan sólo unos meses atrás no sabía nada de las school idols, había llegado a comprender que su valor estaba en lo que podían lograr con los recursos que tenían. Que la profesionalización no es, necesariamente, el paso siguiente. Que hay cosas que van más allá de eso.

SchoolIdolMovie001

μ’s fue como una estrella que, a punto de convertirse en supernova, optó por derramar su luz a todo el universo de las school idols.

Fue dirigida por Takahiko Kyougoku, con guión de Jukki Hanada y producida por el estudio Sunrise.

¡Comenta esta nota!
Categorias
AnimeReseñas

Psicólogo, psicoanalista y especialista en temas sobre Japón, su cultura y su sociedad. Entusiasta de las historias y sus lenguajes.

Deja un comentario

*

*