Cine

#Reseña | Split – La evolución de la Locura

Hay varios personajes de Hollywood quienes deberían dejar de hacer películas porque simplemente la óptica que manejan al contarnos sus historias únicamente puede tratarse de una mala broma, pero harto de ser amargamente repudiado, M. Night Shyamalan lleva un tiempo haciendo cosas realmente interesantes y hasta buenas, y en esta ocasión llega con Split (Fragmentado) a contarnos otra más de sus historias evolutivas en las que nos regala un guiño a su retorcida manera de ver la naturaleza y como esta puede llevarnos a la destrucción.

¿De qué trata?

[accordion close=”1″ title=”¿De qué trata? SPOILERS click para leer”]En esta historia conocemos la historia de unas chicas secuestradas por un personaje por demás pintoresco el joven Kevin W. Crumb, encarnado por el “mutante” James McAvoy, quien tiene muchas buenas razones para cometer este crimen. Las voces de su cabeza se han organizado y ahora lo conducen literalmente a buscar la manera de hacer trascender a la especie humana a cualquier precio.

Este secuestrador tiene una condición mental conocida en nuestros días como desorden de personalidad múltiple, y aunque ha estado mucho tiempo bajo la observación de la Dra. Fletcher (Betty Buckley), una eminencia en la materia, al parecer algunas de las 23 facetas que viven dentro de él, han tomado el control y no traen buenas intenciones. Es así como Claire (Haley Lu Richardson), Marcia (Jessica Sula) y Casey (Anya Taylor-Joy) tienen que intentar descifrar las intenciones del Sr. Dennis, Patricia y el pequeño Hedwig quienes parecen liderar un culto siniestro dentro de la mente de Kevin hacía su último ritual de sangre.[/accordion]

¿Y estos pedazos cómo se pegan?

La historia es bastante sencilla pero cuenta con un desarrollo muy profundo de personajes, al mismo tiempo que McAvoy hace unas buenas actuaciones encarnando a varios personajes con personalidades sumamente diferentes, se nos cuenta la silenciosa historia de Casey, una chica que es señalada por ser conflictiva, poco sociable y con un record de detención escolar imbatible, lo que ha llevado a sus compañeros de clase a pensar que en realidad no quiere regresar a su casa por alguna extraña razón.

Shyamalan siempre nos trae una nueva teoría del fin del mundo y en esta cinta nos ofrece una nueva e inquietante propuesta. La Dra. Fletcher no ha sido tomada muy en serio cuando se adentra mucho en el delicado tema de querer convencer a sus colegas que padecimientos de este tipo no son más que pequeños destellos que anuncian una siguiente evolución de la especie humana, silenciosa pero de enormes proporciones y de alcances ilimitados.

Personalmente creo que lo más interesante es como se va desarrollando la batalla interior de Kevin, aunque sus personalidades más fuertes han sido fortalecidas por algunas cosas que lo han estado influenciando dentro de su lugar de trabajo, el resto de las personalidades intentan comunicarse con la Dra. Fletcher a través breves correos que le van llegando en cantidades cada vez más alarmantes, lo que le indica a la doctora que algo no anda bien con el buen Kevin.

Lo Malo

Aunque la cinta lo intenta por muchos medios, el desarrollo de personajes puede distraer un poco al espectador casual. Hay muchos conceptos que son muy simbólicos y que generalmente el espectador no está tan familiarizado como se pudieran esperar.

El hecho de usar el término “estar bajo la luz” e incluso el desorden de personalidad múltiple no ha sido un tema tan abordado por la cultura popular, y puede que esto aliene a las personas que no conocen mucho de esta condición y puedan calificar a la historia como un disparate incoherente, por el simple hecho de no entender la profundidad a la que se escala la condición de Kevin.

En general la película dura un muy buen rato preparándote para el plato fuerte, revelando de a poco la teoría macabra de Shyamalan que en general marca un ritmo más tranquilo en la historia después de que nos presenta un secuestro y tensa un poco las cuerdas para pasar a un compás seudocientífico.

Lo bueno

Evidentemente lo mejor es James McAvoy, su actuación es escalofriante desde el primer cuadro, en realidad es muy difícil verlo como una persona normal desde su primer movimiento, solo con ver como acentúa sus expresiones sientes que es un personaje que oculta mil cosas, es decir en ningún momento luce como el relajado Profesor X, y aunque no luce amenazador, cuando comienza a hacer malabares con las diferentes personalidades se muestra de inmediato como una bomba de tiempo.

La teoría que nos presenta Shyamalan es sumamente interesante y aunque se pudiera esperar que lo va a arruinar al final haciendo algo muy efectista y rimbombante, lo mantiene siempre en un tono sobrio y aterrizado para que lo puedas sentir muy cercano y extrañamente real.

Lo roto

Es muy agradable ver en escena a Anya Tylor-Joy, pero en realidad nunca luce como una adolecente antisocial y amargada, como debería ser. Su rostro siempre lo mantienen tan perfectamente maquillado que nunca le crees que esté estresada, angustiada o que siquiera sea una víctima de secuestro.

Hay una referencia a otra película de Shyamalan que es completamente innecesaria y forzada, como si quisiera montarse en el tren de Marvel, intentando interconectar al menos dos de sus obras, lo cual no sería mala idea si al menos el público pudiera ubicarle varias películas que tuvieran el género en común, o al  menos un mismo casting o ya de perdido, que fueran igual de buenas un par de ellas.

Hasta el momento creo que solo tengo en mi haber tres películas rescatables de este director, The Sixth Sense, Signs y The Visit y en realidad no tienen nada en común. Split es genial, realmente la recomiendo, tiene el elenco justo, una historia buena y un desenlace conmovedor y lógico, que se deja ver lentamente y deja un agradable sensación.

El final se deja ver incompleto, como un mal cliffhanger, pero esto se debe a que, por alguna razón, se supone que habrá secuela de Split, quizá la primera en la filmografía de Shyamalan y aunque es difícil de visualizar, sólo queda esperar a que esta próxima cinta sea tan buena como esta.

¡Comenta esta nota!
Categorias
Cine

Crack de la vida geek. Ilustrador, músico vendido y pa' chingarla podcaster. Otaku nivel 32. #Evangelion4Ever

Deja un comentario

*

*