Anime

#Reseña Temporada de Invierno 2017 – Semana 5

Ya casi vamos a media temporada y creo que es un hecho que el nuevo trabajo de Kyoto Animation está arrasando con los corazones de los fans. Pero por más que el trabajo dirigido por Yasuhiro Takemoto esté pisando fuerte, otras series están dando mucho de qué hablar. Ya sea por el misterioso atractivo de Jean Otus (ACCA 13 Territory Inspection Dept.) o por la ternura que transpiran las demi-chan (Interviews with Monster Girls), lo cierto es que esta temporada está resultando mucho menos sosa que lo que yo había anticipado.

Masamune-kun’s Revenge (Capítulo 5)

Tuvo sus momentos, pero, en general ¡qué episodio más decepcionante!

La súbita aparición de Neko Fujinomiya complicó mucho más los planes de Masamune. Es una chica extraña, hay que reconocerlo y es claro que ella no está haciendo lo que hace por genuino interés en Masamune, pero todavía es pronto para saber qué se trae entre manos.

Pero lo que realmente me interesa decir es esto: creo que la adición de personajes le está quitando solidez a esta serie. Si pensamos en Masamune, Yoshino (como doble agente) y Aki, el enredo es lo bastante entretenido y cumple muy bien con las expectativas de una comedia. Neko, sin embargo, no es un agente o un complemento: tiene todo el aspecto de ser una jugadora. Pero hasta ahora, lo que llama la atención de ella es su excentricidad y eso no necesariamente va a hacer de ella un personaje interesante.

Tristemente, su aparición de esta semana impactó directamente en que la relación entre Aki y Masamune no progresara en ningún sentido; no sólo no se avanzó, tampoco fue lo bastante impactante como para devolverlo al punto cero. Con tan poca eficiencia, ¿qué necesidad?

 Fuuka (Capítulo 6)

 Por otro lado, este triángulo amoroso musical avanza mucho mejor de lo esperado.

No saben lo mucho que me identifico con Koyuki en este momento de mi vida, así que aprecio mucho su esfuerzo por convertir su tristeza en algo creativo y poderoso, capaz de mover corazones. Su historia tuvo, naturalmente, varios aspectos de interés, si bien no del todo inesperados. Su amistad con Yuu era lo que la mantenía a flote en un contexto familiar difícil y eso hizo todavía más dolorosa la separación: tantas promesas rotas, tantas experiencias perdidas… Para ella, reencontrarlo constituye la posibilidad de recuperar todo ese tiempo y de darle un nuevo significado a su música.

Por otro lado, me gustó mucho que el episodio no sólo se centrara en ellos dos, sino que también permitiera un acercamiento con Fuuka. Ella la admira y, pese a que sus auras son muy distintas, es capaz de reconocer el esfuerzo que Koyuki pone en sus canciones y cómo éstas son capaces de conmoverla, aun sin haber experimentado un amor como ese.

Finalmente, aunque ya algunos lectores en Twitter me lo habían anticipado, sigue sin gustarme la tendencia de esta serie al fanservice, pero creo que, al menos esta vez, tuvo un cariz distinto: las aguas termales (onsen, en japonés) sí son lugares que se prestan a la confidencia de una manera que en otros espacios no se da fácilmente.

 Minami Kamakura HSGCC (Capítulo 5)

Otra vez, un capítulo soso.

Ya casi vamos a media temporada y las chicas de este club aún no montan sus bicicletas ni salen a conocer el mundo como un club propiamente dicho. Por lo menos hay que reconocer que este episodio, a diferencia del anterior, tuvo un valor educativo mucho más importante, pues se explicó con mucho detalle cuáles son los tipos de bicicletas que hay, sus funciones y algunos consejos básicos para quien quiera ingresar al mundo del ciclismo.

Lo que me gustaría destacar de este capítulo es la idea del ‘compañero de vida’ (en este caso la bicicleta). Es una idea recurrente, que se encuentra en la práctica de muchas actividades que requieren algún equipo y que en anime aparece constantemente representada, pero también en la literatura y las artes marciales. La guitarra de un músico, el guante de un arquero, la espada de un samurái y la bicicleta de cada una de estas chicas ocupa ese lugar privilegiado de un objeto al que se le atribuye vida. Es una idea que, al menos a mí, me parece especialmente valiosa.

Por otra parte, a esta producción se le nota de lejos lo que ahorran en animación: muchas tomas fijas o a la distancia para consumir tiempo sin que realmente suceda nada digno de mencionarse. Como estrategia ocasional funciona, pero creo que su abuso contribuye mucho a que el capítulo en general se torne aburrido y contribuya tan poco a la construcción de su historia.

 Interviews with Monster Girls (Capítulo 5)

 Un capítulo menos intenso que el anterior, pero igualmente interesante.

Esta semana el profesor Takahashi tuvo oportunidad de investigar las razones por la que Yuki, una mujer de las nieves, se aparta de los demás. Es sorprendente que, a diferencia de las otras tres chicas, Yuki realmente sabe muy poco sobre las peculiaridades de su naturaleza. Ella representa, de alguna manera, el temor que siempre acompaña a la ignorancia.

Para su buena suerte, el profesor Takahashi sabe muy bien cómo abordar su tema y es capaz de ver a través de las antiguas leyendas. En el caso de las mujeres de las nieves, las leyendas siempre hacen referencia a amores no correspondidos y tragedias que ocurren como resultado de ello. De ahí Takahashi especula que las emociones ‘negativas’ tienen un efecto inmediato en las reacciones corporales de Yuki y, tras un (no solicitado, ni aprobado) experimento, logró demostrar que los temores que la chica albergaba sobre su naturaleza estaban muy equivocados.

Esto repercutió inmediata y positivamente. Yuki se atrevió a acercarcse más a Hikari y a Kyouko, con quienes tiene en común la cualidad de demi, pero también hizo que se abriera un poco más a sus demás compañeros. Sentirse segura consigo misma es un primer paso para una vida mucho más amable.

 Idol Incidents (Capítulo 5)

 Finalmente, esta serie se lanzó a tocar un tema real e importante y, para variar, su abordaje también fue bastante interesante.

Dejando un poco de lado el hecho de que Shizuka insistió en rechazar la colaboración con Natsuki (que tendrá otras implicaciones más adelante), el incidente de esta semana consistió en un ‘secuestro’ perpetrado por niños de prescolar, teniendo como ‘víctimas’ a tres congresistas idol. Demandaban que no se demoliera su escuela.

Claro que es un asunto increíblemente ridículo (el ‘secuestro’, por lo menos), pero en el fondo está exponiendo un problema real de la sociedad de Japón: cada vez son más comunes las familias en las que ambos padres trabajan y, por esa razón, pueden destinar poco tiempo al cuidado personal de sus hijos. No deseo ahondar demasiado en el debate que existe en torno a si esta situación contribuye a la desintegración familiar, pero es una realidad que los caminos disponibles para hombres y mujeres son cada vez menos unívocos y eso va cambiando la dinámica social en general. Por eso, la perspectiva de la que parte el congresista de Rougai no contribuye realmente nada a resolver el problema; es sólo la búsqueda de un estado anterior de las cosas.

Lo demás es historia: Natsuki, las otras idols y los niños lograron frustrar la intervención de la policía al estilo de Mi Pobre Angelito (y, para que no se diga que no hay realismo en esta serie, también a la manera del político mexicano Arne Aus den Ruthen) y Shizuka convenció al congresista de la necesidad de que las mujeres participen con su experiencia y conocimiento en otras actividades que van más allá de los muros de sus casas.

Aun estando envuelto en la ridiculez que caracteriza a esta serie, esta vez se trató de un mensaje fuerte y claro.

 ACCA 13 Territory Inspection Dept. (Capítulo 5)

 Sigo sin saber qué pensar de todo lo que sucede alrededor de Jean. Mi percepción, empero, sigue siendo la misma: algo muy importante está cocinándose aquí y Jean (y Lotta) están en el centro de todo.

Ambos están siendo observados con detalle. Él, porque se cree (o eso se dice), que forma parte de una conspiración. Ella, porque el príncipe (y un bombero de no muy limpias credenciales), están intensamente prendados de su belleza. Ella llama la atención del probable heredero al trono. Él, de los altos funcionarios de ACCA, el organismo encargado de mantener la estabilidad en una nación demasiado heterogénea.

A medida que acompañamos a Jean en sus viajes de inspección, es claro que la nación no es tan pacífica como el discurso oficial plantea. Donde no hay rebeliones francas por lo menos hay suspicacia. El delicado equilibrio que suele existir entre grupos distintos, pero que se identifican con un mismo ideal (por ejemplo, el de Estado-Nación), parece desmoronarse en virtud de la persistente heterogeneidad de cada región. ¿Cuál será la chispa que reviente todo?

Por otro lado, este episodio desenmascaró (al menos en parte), el rol de Nino. Pero lo que más intriga de todo esto es el señalamiento que le hace: está a la mitad de todo y no parece interesarle en absoluto. Pero, ¿qué es todo?

(Y no dejemos de notar que justo antes de visitar el distrito del que proviene Grossular, Jean se quitó a Nino de sus espaldas hábilmente. Tremenda jugada).

Miss Kobayashi’s Dragon Maid (Capítulo 5)

Lo decía la semana pasada: Tohru aún no se ha terminado de integrar a la vida humana.

Eso, sin embargo, no ha sido ningún impedimento para que lo esté intentando con verdadero ahínco y todo ello se debe a su misterioso enamoramiento con Kobayashi.

Este episodio empezó con ella entrando a husmear a la oficina en la que Kobayashi trabaja. Al observar su entorno con atención, Tohru notó que la fuerza de la humanidad reside, principalmente, en su capacidad para unir sus talentos en torno a objetivos comunes. Si bien eso no significa que un dragón no pudiese reducir toda la civilización a cenizas en un santiamén, Tohru admitió que hay algo valioso en todo ello. Su filtro, desde luego, es Kobayashi y creo que eso es prueba de que el amor es capaz de transformar nuestra visión del mundo.

Kobayashi lo entiende. Sabe que Tohru quiere ir un poco más allá en su comprensión del mundo y eso la conmueve. Después de todo, no es más que una chica ordinaria que sólo buscaba llevar una vida tranquila en un mundo gris, pero todo eso ha cambiado para ella desde que Tohru, Kanna y compañía llegaron a su vida. Citando a una muy querida amiga: “Todos somos uno más del montón hasta que alguien nos quiere. El amor es lo que nos quita lo cualquiera.”

¿Cuáles son tus impresiones de esta semana?

Categories
Anime

Psicólogo, psicoanalista y especialista en temas sobre Japón, su cultura y su sociedad. Entusiasta de las historias y sus lenguajes.

Leave a Reply

*

*